“Las resacas son para los que dejan de beber”.
Lemmy Kilmister (Motörhead)

Las marimbas del infierno: Una buena historia, muy mal contada.

Las Marimbas del Infierno es una película guatemalteca del año 2010, escrita y dirigida por Julio Hernández Cordón. La película relata la historia de tres personas muy diferentes que se reúnen por azares de la vida para hacer una banda de música que mezcla marimba con heavy metal. Está protagonizada por Alfonso Tuche, Roberto González Arévalo y Víctor Hugo Monterroso. La película ganó en 2011 el premio principal de la edición 23 del Festival Los Encuentros de Cine de América Latina de Toulouse, Francia y ganó también la octava edición del festival de cine de Morelia.
 
El primer largometraje del director Julio Hernandez fue Gasolina, y en 2010 regresó con su segundo largometraje. Después de ser presentada en dos de los más importantes festivales de cine internacionales como el de San Sebastián -España- y el de Toronto -Canadá-, las salas de cine guatemaltecas vieron el estreno de la película, que mezcla el instrumento nacional, la marimba, con los sonidos del Heavy Metal.
 
La trama básicamente gira al rededor de don Alfonso, el marimbista de la película, quien camina sin descanso llevando a rastras su marimba, y que por situaciones económicas, en su desesperación se encontró con la posibilidad de mezclar los sonidos del instrumento autóctono guatemalteco, con Heavy Metal, y luego de conocer a un músico de la escena rockera Guatemalteca, se enfrentan a los problemas que tienen para hacer el proyecto realidad, con la ayuda de su ahijado, "El chiquilin".
 
En general es una historia bastante buena y hasta cierto punto original, pero tiene serios problemas de lenguaje cinematográfico, pues es una buena historia, pero muy mal contada. Estos problemas al contar la historia se ven claramente con el personaje de Roberto Gonzales "El Blacko", ya que la presentación del personaje de éste último lo limitan a una escena simple en una clínica, donde mal enfocado aparece por primera vez. Pero principalmente los problemas son con "El chiquilin", pues en general el personaje de Don Alfonso es entendible, pues se entiende claramente su motivación y por qué toma las decisiones que toma y por qué hace lo que hace, a diferencia de Chiquilin, no se sabe porque hace lo que hace, en ningún momento se entienden sus intenciones, pues mientras se ve la película, es fácil hacerse muchas preguntas.
 
¿En la primera escena en la que sale El chiquilin, en que lugar estaba? En la historia que narra primero lo persiguen, luego narra que cuesta mucho escaparse y cómo hizo para escaparse, pero ¿de donde? ¿que tenía que ver la lluvia en su relato? esto nunca lo explican y uno como espectador se queda pensando ¿de qué está hablando?, esta falta de información funciona cuando inmediatamente lo explican, pero aquí no pasa, además cuando su padrino, Don Alfonso, habla por primera vez con el Blacko ¿cómo sabe el padrino que tipo de música es? Solo menciona que su sobrino lo conoce, pero no se especifica ningún detalle mas, y ¿cómo le surgió la idea de que hacer un tipo de música así le iba dar dinero? ¿si la marimba sola no le da dinero, porque cree que mezclándola con el metal si va funcionar? En una conversación en la vida real con alguien que se desenvuelva en el metal, seguramente uno preguntaría que tan factible es hacer dinero con ese género, para decidir si mezclando ambos pueda generar dinero, pero aquí simplemente se asume que dará dinero solo porque si. Teniendo claro que ambos necesitan dinero, empiezan a ensayar, pero ¿cómo es que hasta que ya están ensayando se dan cuenta que el chiquilin no sabe cantar y que debe cantar alguien mas? ¿acaso no le pidieron que lo hiciera antes?, tampoco se entienden las motivaciones de El chiquilin, por que hace lo que hace. Además cuando aparece la chica, interpretada por Cesia Godoy, aparece de la nada, no explican nada de ella, y solo le dice que necesita dinero y El chiquilin rapido va y vende la Marimba, quien es ella? Se entiende que El chiquilin es un drogadicto, pero la chica solo aparece y desaparece así, nada mas, ¿Quién es ella para provocar esos comportamientos en El chiqulin?, tampoco explican como El chiquilin averigua del artista que quiere hacer la marimba de marmol, ni como llega con el otro personaje que le habla de varios generos de metal, ¿quién es? ¿cómo se entera? ¿por qué cree que le puede ayudar?. Y aún así, si había posibilidad de que le dieran la marimba, que por cierto era lo que quería, ese era su objetivo, ¿por qué no se quedó? ¿por qué se va?. Muchas preguntas quedan en el aire conforme avanza la película.
 
Da la impresión de que la historia está cortada en muchos pedazos y solo muestran ciertos pedazos, porque aparecen escenas sin saber como llegaron ahí. Muchas escenas están desenfocadas. En una de las escenas finales, cuando don Alfonso habla de la Marimba, se ve perfectamente el cambio de cuadro, en el mismo relato, porque mágicamente don Alfonso se mueve varios centímetros instantáneamente. Tampoco explican que pasó con la transmisión por radio que iban a hacer, luego de que se quedaron sin marimba, ¿siguieron ensayando? Quizá no, porque no había marimba, no se ve ni explica si el Blacko se entera o no hasta la escena del restaurante. Además tampoco explican cuanto tiempo faltaba para la transmisión, hasta que por fin se da la transmisión. Uno como espectador queda en un limbo argumental que pierde a cualquiera por la falta de información.
 
Al inicio se mencionó que la película fue ganadora de varios premios internacionalmente, y que bien, pero a mi, como espectador, me quedó debiendo la forma de contar la historia, porque como repito, creo que es una buena historia, pero muy mal contada.
 
Trailer de la pelicula:

Compartir:

Por Carlos Rafael

Carlos Rafael

Amateando compré una carterita de fósforos marca "Esperanza", una vieja alegría está en camino, una diferencia de opiniones momentánea hizo enfadar a la soledad, aludra se sigue aferrando a su brillo, con un try catch en la sangre pretende obtener aire puro, Nabal está dispuesto a ayudar, no quiere blofear aunque estén jugando conquián, el objetivo es overclockear su conciencia en este nuevo atardecer.

Ver todos los artículos de Carlos Rafael