“Lemmy, ¿eres Dios? -¡No, claro que no, una vez vi a Dios cuando estaba de ácido, y él era mucho más alto!”.
Lemmy Kilmister (Motörhead)

Cadáver Exquisito: La cultura del Metal en Latinoamérica

Compartir:

Este documental fue lanzado el 30 Octubre de 2008, fue producido por Jeff Brenes e Ingrid González, ambos de Costa Rica. En este documental se relata como la cultura de la música Heavy Metal es percibida por una sociedad que basa sus prejuicios morales mayormente en el cristianismo y cómo ésta le adjudica prejuicios y males. Todo esto narrado desde varias perspectivas, pero sobre todo desde la imparcialidad.
 
Este documental realiza diversas entrevistas a gente que no tiene la más mínima idea de lo que es y significa el metal para los amantes del género, así como a gente que entre sus gastos principales está recorrer miles de kilometros en bus o avion para presenciar el concierto de una banda de metal. También se realizan entrevistas a distintas bandas de latinoamerica, cada una de ellas relatando brevemente el movimiento de metal de cada país para profundizar sobre lo que significa ser metalero en latinoamérica.
 
El documental con una duraciòn de aproximadamete 56 minutos participó en distintos festivales de cine de latinoamérica entre ellos en Mèxico y Cuba. El documental es crudo, expresivo, directo y de alguna muestra como una cultura metalera en latinoamerica es un borroso reflejo de la sociedad latinoamericana que trata de salir a respirar en una piscina infestada de corrupción, negligencia y explotación tanto de recursos como de personas, expresando todos esos sentimientos en una música violenta, contestataria y que va en contra de lo establecido.
 
Este es el documental completo:
 

Compartir:

Por José del Bosque

José del Bosque

Ha pasado tanto tiempo desde que comencé a andar por los caminos del sonido poderoso del metal. Aun recuerdo a los amigos que comenzaron cuando yo, uno tras otro cayeron perdieron toda ilusión, su caída peso en mi corazón, pero su fuego perdura en mi interior. Se rindieron, su alma se quebró, solo por ellos, ¡No me rendiré yo!

Ver todos los artículos de José del Bosque