"Si no hubiéramos formado este grupo, supongo que estaríamos haciendo lo que el resto de la gente hace en el sitio donde crecimos; talar arboles, beber, tener sexo, hablar de sexo y beber un poco más".
Kurt Cobain (Nirvana)

Propuesta de la semana: Iron Butterfly - In a gadda da vida

Iron Butterfly fue una banda estadounidense de rock, que tuvo su apogeo en los últimos años de la década de los setenta, pero la banda ha reaparecido varias veces con diversos miembros.

 

La banda fue formada en 1966 en San Diego, California y lanzó su primer álbum titulado "Heavy", en 1968. Los miembros originales eran Doug Ingle, Ron Bushy, Jerry Penrod, Darryl DeLoach y Danny Weis. Todos excepto Ingle y Bushy dejaron la banda después del primer álbum.

 

In A Gadda Da Vida, lanzada en 1968, es una canción de diecisiete minutos  de duración, incluido dentro del disco del mismo nombre, canción que ocupa la totalidad de la segunda cara. La letra es simple, y se escucha solo al principio y al final.

 

Según las anotaciones en la recopilación en CD de "lo mejor de Iron Butterfly", el baterista Ron Bushy estaba escuchando el tema con unos auriculares y le preguntó a Doug Ingle el título de la canción, pero no escuchó bien ya que en un inicio, la canción se iba llamar In the Garden of Eden ("En el jardín del Edén"), pero la tergiversación de esa conversación la convirtió en In-A-Gadda-Da-Vida.

 

Como dato curioso, esta canción apareció en un capítulo de Los simpsons, en el que Bart está en la entrada de la iglesia repartiendo la letra del a canción para que todos la cantaran como parte de la ceremonia religiosa, mientras que la anciana pianista toca los 17 minutos de la canción.

 

Compartir:

Por Carlos Rafael

Carlos Rafael

Amateando compré una carterita de fósforos marca "Esperanza", una vieja alegría está en camino, una diferencia de opiniones momentánea hizo enfadar a la soledad, aludra se sigue aferrando a su brillo, con un try catch en la sangre pretende obtener aire puro, Nabal está dispuesto a ayudar, no quiere blofear aunque estén jugando conquián, el objetivo es overclockear su conciencia en este nuevo atardecer.

Ver todos los artículos de Carlos Rafael